ISO 14001

La adopción de una política medioambiental ISO 14001 ofrece a la empresa la posibilidad de conseguir una mejor gestión de los residuos, la disminución del riesgo de accidentes medioambientales y la potenciación de la innovación

Beneficios empresariales ya que  se mejora la imagen, a través de un incremento  de la confianza y credibilidad de los clientes y consumidores. Asimismo se obtiene una diferenciación frente a la competencia. También se consiguen mejores relaciones con los entes públicos, lo que puede suponer por ejemplo la obtención de subvenciones.

Se potencia la eficiencia y la productividad de las empresas ya que se reducen y optimizan los consumos de elementos perjudiciales para el medioambiente. A la vez que disminuye el coste de la gestión de residuos.

Si hablamos del EMAS, se incluye el nombre de la empresa en un registro europeo con todas las empresas que cumplen con los requisitos, esto además de los beneficios antes citados también puede suponer un incremento del negocio en el ámbito europeo.

A quien va dirigida la ISO 14001

Es un estándar de calidad medio ambiental dirigido a cualquier tipo de empresa, ya que se trata de una norma con una vocación universal. Independientemente del sector, tamaño o ubicación de la empresa que quiera ser acreditada.

Qué es

Tras el éxito de la ISO 9000 para la gestión de calidad en 1996 si publicó la ISO 14000, un nuevo estándar voluntario internacional, para los Sistemas de Gestión Ambiental (SGA).  Dicho sistema es cada vez más necesario para la gestión de las empresas, ya que complementa el cuidado del medio ambiente y la reducción de la contaminación con la mejora de la  rentabilidad económica. El SGA incluye a grandes rasgos la estructura organizativa de la sociedad, los procedimientos/prácticas, responsabilidades y los procesos a implantar o revisar. El hecho de adquirir y cumplir con la norma posiciona a la empresa como un ente socialmente responsable y comprometido, además  de ofrecer una imagen positiva y de confianza  al mundo empresarial.

Además de la ISO 14000, existe un complemento para las empresas que quieran dar un paso más, el EMAS. Se trata de una norma para aquellas sociedades que quieran aplicar una mejora continua a su SGA y lo verifiquen con una auditoría que dé como resultado una Declaración Ambiental. Dicha declaración es  un documento público,  que explica de forma clara y concreta las políticas ambientales que se aplican y los resultados  de éstas.  Oca Cert se compromete a realizar una auditoría rápida y eficaz de la Declaración Ambiental.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.